Reto literario LiterUp Nº 10: Tierna infancia

Reto 10 de LiterUp: Haz una historia con un protagonista que evoque tu niñez.

—¿Dónde vamos hoy, papá? —pregunté nervioso.

—Es una sorpresa —contestó este sin apartar la vista de la carretera.

Ya era la tercera o cuarta vez que le preguntaba y seguía sin saber dónde íbamos. Mi hermana estaba sentada a mi lado, jugando con su muñeca imitación Barbie, con el cristal de fondo, haciendo como si volara.

—Mamá —me giré hacia ella. Mi madre estaba sentada sola, al otro lado del pasillo—. ¿Tú sabes donde vamos?

Esta se encogió de hombros, sonriendo.

—También es una sorpresa para mí —dijo.

Me incliné sobre el apoyabrazos del asiento y miré hacia atrás. El autobús estaba medio vacío y todos los que había en él, menos nosotros, eran extranjeros.

—Siéntate bien —dijo mi padre desde el asiento del conductor.

Me senté como debía y volví a abrir el libro que estaba leyendo. Viaje al centro de la tierra. Me lo había comprado mi padre en su último viaje y me estaba encantando.

No sé cuanto tiempo pasó hasta que el autobús se detuvo, pero la lectura me había sabido a poco. Levanté la vista y miré por los cristales. Estábamos en una especie de parking de tierra, con muchos árboles alrededor. Delante nuestro había un pequeño camión cargado de paja y frente a este, una gran puerta de hierro cerrada.

El grupo de extranjeros había comenzado a hablar más fuerte y rápido. Si antes no entendía nada, ahora me parecían trabalenguas todo lo que decían.

Un hombre pasó por delante del autobús y mi padre bajó la ventanilla para hablar con él.

—¿Cuántos traes? – le preguntó.

—Un grupo de treinta —contestó mi padre. Vi como le entregaba un sobre al hombre—. El dinero de las entradas. He traído a mi familia a que lo vean también.

El hombre asintió mientras contaba el dinero.

—Aquí hay para treinta y tres entradas…

—Si, el grupo, mi señora y los dos chiquillos.

El hombre negó con la cabeza. Sacó un billete de 5000 pesetas y se lo tendió a mi padre.

—Toma, tu familia entra gratis contigo. Como chofer.

Mi padre rechazó el dinero.

—No hombre, no. Cóbrate las entradas, no quiero que vayas a tener ningún problema. Te lo agradezco, pero no hace falta.

El hombre metió la mano por la ventanilla y guardó el billete en el bolsillo de la camisa del uniforme de mi padre.

—Son las normas, chofer y acompañante no pagan.

—Pues muchas gracias —dijo mi padre—. Te debo una cerveza.

—Es la hora de la comida, así que iremos parando y podrán bajarse —dijo el hombre mientras guardaba el sobre en los vaqueros.

—Ok.

Mi padre cerró la ventanilla y el hombre se subió al camión que había delante nuestra. Las puertas de hierro se abrieron y comenzamos a movernos.

Mi hermana y yo mirábamos a todos lados, sin saber que buscar. Solo veíamos campo, arboles y un camino de tierra lleno de baches. Entonces el autobús se paró y mi padre abrió las puertas. Los extranjeros comenzaron a bajar y yo me revolvía en mi asiento, nervioso.

—¡Mira Rober! —dijo mi madre casi gritando— ¡Por mi ventana!

Me levanté del asiento y crucé el pasillo para asomarme al cristal de su lado. Había varios animales junto al autobús y el hombre que había estado hablando con mi padre les daba de comer.

—¿Qué son? —pregunté mientras mi hermana se ponía a mi lado y me empujaba para poder ver.

—Baja y se lo preguntas al hombre —dijo mi padre.

Por unos segundos me quedé mirándolo, esperando, sin saber si era cierto o no.

—¡Venga, baja! —volvió a decir.

Cogí a mi hermana de la mano y bajamos a ver los animales. Descubrimos que eran llamas y que eran típicos de Perú y otros lugares que ya no recuerdo. Pudimos acariciarlos y darles de comer antes de tener que volver al autobús.

Vimos muchísimos animales, y pudimos tocarlos casi todos. Ponys, burros, las llamas del principio, cabras… Tantos que ya ni recuerdo. Luego hubo otros que no nos dejaron tocar, como los hipopótamos o las jirafas, porque eran peligrosos. Y los últimos que fuimos a ver no nos dejaron ni bajarnos del autobús porque eran los leones y los tigres.

Entonces el viaje terminó y regresamos al parque del principio. Mi padre cogió de nuevo la carretera y, mientras mi hermana y yo íbamos hablando con mi madre de todo lo que habíamos visto, llegamos a casa. Sin duda fue un día maravilloso.

 

—Señor López, una historia conmovedora —dijo ella—. Dígame ¿es real o inventada?

Me levanté del diván y me quedé mirándola fijamente.

—¿Porqué iba a inventarme algo así? —pregunté ofendido.

Ella anotó algo en su bloc, mientras me observaba.

—El porqué no lo sé, señor López, es lo que debemos averiguar. Por eso está usted aquí.

Un timbre sonó. Me recordó al que yo tenía en mi colegio, el que indicaba que se acababa el recreo. La puerta de la habitación se abrió y entraron dos hombres vestidos de blanco que me ayudaron a levantarme. Los miré extrañado mientras me cogían cada uno de un brazo.

—Bueno señor López, la sesión ha terminado, es hora de volver a su habitación.

—Preferiría irme a mi casa, ya estoy bien.

La mujer negó con la cabeza mientras me acompañaba hasta la puerta.

—No señor López, será mejor que siga ingresado un poco más. Al menos hasta que deje de inventarse historias.

—¡No me invento nada! —grité.

—Cálmese por favor. Sabe que esa historia no es real. Sabe que ese autobús nunca llegó al safari.

—¡No es cierto! —contesté—. Lo recuerdo perfectamente.

—Lo hemos hablado decenas de veces señor López. Es un recuerdo que usted mismo ha creado para mitigar el dolor psicológico —contestó—. El accidente del autobús tuvo lugar antes de llegar al safari. Solo usted sobrevivió. Entiendo que es duro, pero debe aceptarlo. Han pasado ya más de 20 años…

Agaché la cabeza, confuso. Ya no sabía que era real y que no. Necesitaba mis pastillas.

 

Anuncios

6 comentarios sobre “Reto literario LiterUp Nº 10: Tierna infancia

Agrega el tuyo

    1. Me alegro te haya sorprendido. En realidad el recuerdo feliz existe, aunque lo del accidente y además ha sido para meter algo de ficción. Gracias por pasarte a comentar, tengo que ir a leer los tuyos que ando bastante atrasado últimamente leyendo XD

      Le gusta a 1 persona

  1. ¡Hola!
    La verdad es que me ha gustado mucho la historia, aunque además de para evocar la niñez podría servir para el objetivo de giro sorprendente xD

    Tengo un poco de lío y no sé si he leído alguna historia más en tu blog, pero como ésta me ha gustado,voy a buscar alguna otra del reto, me verás más por aquí. Ánimo y suerte con tus relatos.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

Las simas de Juan F. Valdivia

Enfrentada al Vacío la oscuridad se revela como luz.

Morada de Relatos

Ciencia ficción, Fantasía y Terror

Danza de Letras

Al son de las palabras

Luna de Hielo

“Creando otros mundos para que este valga la pena, no importa el medio”

inca trail to machupicchu

inca trail to machupicchu, cheap inca trail, machupicchu inca trail, cheap inca trail to machupicchu

Benjamin de jesus

La clave del éxito es ser constante en todo, trabajar mucho y tener FE

COMO SER POETA SIN MORIR

página web de Mero S. Myers

Alescritor

Relatos cortos y proyectos de escritor

Fábulas estelares

De lecturas, lenguajes y naves espaciales

En la orilla de Misly

Amo, luego vivo.

Elia Santos

La vida en Poesía

Glykós Katharsis

Este espacio constituye mi pequeño cosmos y es un fiel reflejo de mí; alberga escritos sobre todo aquello que me gusta, me apasiona, me interesa y me infunde curiosidad. Para leer alguna de mis entradas, selecciona la ''categoría'' que sea de tu preferencia , o bien, echa un vistazo a lo ''más visto'' Todo lo publicado es de mi autoría.

Pensamientos del Artesano

Nunca Pensar Distinto

Apuntes sobre Cine

Crítica de Cine

Laura Morán Iglesias

Página web y blog de Laura Morán, escritora de fantasía y ficción.

Ilusión en proceso de aprendizaje

Así soy, vivo, pienso, siento y escribo...

,

.

Paula De Grei

Bitácora de una loca reprimida

Ana Centellas

En un viaje hacia mi aventura literaria

El Destrio

Donde termina todo lo que no tiro a la papelera.

Bebé a Mordor

Blog de una madre friki que viaja en familia con sus hijos

El Desgranante

Despertador de sentimientos.

侘・寂

Ficción, no ficción. Quizás escriba, quizás no. Anécdotas o historias cortas.

MIL Y UNA VIDAS

Vivir sin leer sería vivir sin vivir

Esther García Sanz

Sonrisa a tiempo completo, lectora apasionada y escritora en proceso

La Nave Invisible

Navega y descubre autoras de fantasía y ciencia ficción.

M. Floser

Relatos y promoción de autores.

Microcuentos

Microcuentos a partir de tres palabras por Andrea Landa Ferrer

El cuaderno de la coleccionista

Hay quien colecciona sellos, cromos, discos...Y luego estoy yo, que colecciono historias.

La Tecla de la Vida

(por cada tecla, un latido de corazón)

En el Jardín Inglés

• donde lo que nunca ha sido, puede ser •

loslibrosdelossuenos.wordpress.com/

Libros. Esos que te hacen soñar, vivir increibles aventuras, viajar a lugares desconocidos. Los que consiguen hacerte reír y llorar en unas pocas páginas. Los que llenan de vida a sus personajes, alimentan tu imaginación, te emocionan, te interrogan, te excitan, te hacen preguntarte qué pasaría sí... Los que junto a una buena taza de café hacen que una tarde de lluvia se convierta en la mayor aventura de tu vida. Solo tienes que dejarte llevar. Pasa, lee, disfruta.

Into the books

Blog de literatura

Celia Añó

Escritora de fantasía y cuentos ilustrados

Taturro lector

Literatura y desvaríos.

Diario de un gato negro

Libros, escritura, novedades y reflexiones

El primer capítulo

Blog literario

La Brújula

"Lo esencial es invisible para los ojos"

A %d blogueros les gusta esto: